Tuesday, February 20, 2018

MI PEQUEÑA MARGAUX




Hace pocos días, Margaux Hemingway hubiera cumplido 64 años. La nieta bella de Ernest, acaso dominada por el destino familiar, eligió el mismo camino que su abuelo y quiso el destino que fuera encontrada muerta, un 2 de julio, en un departamento de California.

Lo que sigue es una breve crónica sobre la particular vida de la modelo, publicada por  Kien y Ke, el 16 de febrero, bajo el título Margaux Hemingway no soportó la maldición de su apellido.

El 2 de julio de 1961, Ernest Heminway se sentó en su sillón favorito, tenía una escopeta en la mano y solo pensaba producir un sonido que despertara a su esposa, el del disparo. Puso el cañón en su boca y presionó el gatillo. Esos 20 minutos oscuros en los que alguien decide quitarse la vida, según decía Hemingway, también los vivió su nieta Margaux.

Justo 32 años después del suicidio del nobel de literatura. Margaux Hemingway fue encontrada muerta en su apartamento de Santa Mónica, California. Había muerto muchos días antes, tanto que fue necesario hacer un reconocimiento dental porque el día del levantamiento policial, su cuerpo estaba muy descompuesto. De hecho llevaba días siendo buscada por sus amigos quienes ya habían denunciado la desaparición de Margaux.

El resultado de la primera autopsia determinó que había muerto por un ataque de epilepsia, enfermedad de la que sufría desde pequeña. Pero un segundo análisis arrojó que había consumido gran cantidad de tranquilizantes y falleció por sobredosis. Al igual que su abuelo, Margaux Hemingway optó por el fin consiente de la existencia, pero con un método digno del final de los 90.



La maldición Hemingway
Estos no son los únicos casos de suicidio dentro de la familia, otros siete miembros ya habían renunciado a la vida de esa forma. Margaux, su hermana Mariel y Muffiet, habían sido convencidas por sus padres de que su abuelo recibió un disparo accidental, solo para no alarmarlas.

La mentira no era descabellada. Trataba de alejar la maldición de la familia y mantener la salud mental de las niñas. Cuando Mariel se enteró de la muerte de Margaux entró en desesperación, fue la confirmación viva de la saga suicida de la familia.

Pensó que sería la siguiente y su designio estaba marcado por su apellido. Pidió ayuda de psiquiatras, médicos y astrólogos para poder focalizar la tensión. 

Pero la cura llegó después,cuando Barbara Kopple le propuso hacer un documental sobre el tormentoso pasado de su familia. Después de esa grabación y confesar su situación, Mariel logró superar la angustia y continuar con su vida.

En esa película y luego en un blog con su nombre, Mariel recomendó a las personas deprimidas seguir su rutina. Mariel Hemingway se despierta antes del amanecer, prepara un té caliente y se sienta en su jardín a esperar el alba. También, según dice, se toma un momento en la noche para permanecer en silencio.



La vida de Margaux Hemingway

El rostro de la mujer le daría el tremendo éxito que tuvo como modelo, la expresividad de sus ojos, los pómulos suaves y el figura ovalada de su rostro aglomeraban las características del estereotipo de belleza para los años 70.

Había nacido el 16 de febrero de 1954, en el seno de su ya reconocida familia.Con 20 años de vida, Margoux recibió el contrato más costoso otorgado jamás a una modelo, representó el perfume como imagen del perfume Babe, de la marca Febergé por un millón de dólares.

Después de ese contrato, Margaux apareció en portadas de revistas como Vogue, Elle, Cosmopolitan y Harper’s Bazaar. Después Time la denominó una de las nuevas bellezas americanas y a la edad de 21 años, la revista American Vogue la catalogó como la nueva supermodelo. Finalmente apareció en la portada de Playboy en 1990.

Después de eso sus triunfos fueron escasos, apareció en algunas películas como Double Obsession (1992) y Vicious Kiss (1996). Según sus allegados para esas épocas ya afrontaba fuertes cuadros de depresión y había caído en un profundo alcoholismo del que no encontró salida. Se había separado por discusiones con su familia, la supermodelo de los setenta denunciaba haber sido abusada por su padrino y la familia le negaba las acusaciones.

Sin embargo en el documental, su hermana confesó que sospechaba de abusos de su padre contra Muffiet y Margaux Hemingway. Esa separación de los matrimonios arruinados y el rechazo familiar lo demuestran la soledad de un cuerpo que se descompone en su propia casa, sin nadie que toque a su puerta.



Monday, January 22, 2018

MAPPING DE HEMINGWAY


 El bardo inglés John Donne (1572-1631) enseña en su poema Por quién doblan las campanas que “ningún hombre es una isla entera por sí mismo porque cada hombre es una pieza del continente, una parte del todo. Si el mar se lleva una porción de tierra, toda Europa queda disminuida, como si fuera un promontorio, o la casa de uno de tus amigos, o la tuya propia”.
 Y ahora, gracias a la magia del teatro, desde el próximo 27 de enero, el dramaturgo caraqueño José Tomás Angola Heredia (1967) y el legendario escritor estadounidense Ernest Miller Hemingway (Oak Park, 1899/ Ketchum, 1961) lo demuestran suficientemente con el espectáculo Ningún hombre es una isla, que hará temporada en la Sala Alexander Humboldt.
HEMINGWAY
 Angola Heredia evoca y materializa a Hemingway porque su figura siempre le cautivó por su vida tan intensa, desafiante y titánica. “Construyó en sí mismo, su mejor personaje. Pero si nos adentramos en sus libros sorprendería la sensibilidad y la delicadeza de su prosa y sus personajes. La cuentística de Hemingway es de lo mejor del siglo XX. Algo entonces parece no cuadrar. ¿Quién era en verdad este hombre más grande que la vida que cazaba leones y pescaba grandes agujas, asistía como corresponsal de prensa a todos los frentes de batalla de su tiempo, boxeaba con quien fuera y bebía centenares de botellas de whisky?, ¿el que reflejaban los periódicos de entonces o el que subyace en sus obras?”
 Puntualiza que cada protagonista de Hemingway es una creación que intenta ser su alter ego. “Él mismo se idealizaba y se volvía Frederick Henry, el soldado iluso de Adiós a las armas, o Jake Barnes, el periodista impotente por una herida de guerra, de Fiesta, o Harry Morgan, el cínico pescador y contrabandista con mala suerte, de Tener y no tener. Y por supuesto Robert Jordan, quizá su alter ego más genuino, el profesor norteamericano que se involucra en la guerra civil española, de Por quién doblan las campanas”.


FRÁGIL, DÉBIL Y SENSIBLE
 Angola Heredia escribió, dirigió y protagonizó Ningún hombre es una isla porque esos conflictos existenciales son profundamente atractivos para cualquier argumento teatral. “Hemingway luchó toda su vida para demostrar que era un tipo duro, viril, cínico, cuando en realidad se sentía frágil, débil y sensible. Ese ruido, esa incongruencia emocional, junto con los impulsos autodestructivos debieron ser muy tormentosos. Él es una metáfora maravillosa sobre la ficción literaria. Una oportunidad estupenda para explorar temas que me interesan mucho: la creación como acto de lucha contra el determinismo de la vida, la muerte como final angustiante e inevitable, el amor como único aliento existencial”.
 Advierte Angola Heredia que mucha gente en Venezuela ha oído hablar de Hemingway, pero muy pocos han leído sus obras. “Creo que lo más genuino y poderoso de él, no es su existencia cuasi mítica, sino el legado literario que nos dejó. En sus cuentos, pequeñas joyas, está contenida la tragedia del mundo. Son diminutos fragmentos donde brillan el dolor, la compasión, la solidaridad, el amor, la alegría, la piedad, la culpa, la soledad. Instantes que copan la realidad de todos los seres humanos. Poca gente sabe, por ejemplo, que Hemingway en vida estuvo muy pendiente de las corridas de toros aquí en Venezuela. Era algo que le apasionaba. Escribió sobre las faenas en el Nuevo Circo, en Valencia y Maracaibo. Sabía cuándo empezaba la temporada y llevaba una bitácora de esos meses. No sé si valga de algo esa anécdota, pero me parece simbólico que él haya estado atento de nosotros en ese trance de muerte que es el toreo, y nosotros ahora, en otro trance de muerte histórico como el que padecemos, estemos atentos de él, por eso Hemingway es ahora nuestro contemporáneo”.


FILOSOFÍA VITAL
 ¿Qué enseñanza nos deja este Hemingway teatral? “Para el momento tan tenebroso que vivimos, donde lo único que parece tenernos en pie es la esperanza de salir de esta pesadilla, Hemingway elabora en todas sus obras una serie de ideas que bien podrían ser aplicadas para nuestro tiempo y realidad y que trato de rescatar para la pieza. Él mismo las resumió: El mundo es un hermoso lugar, vale la pena defenderlo y detesto dejarlo, el hombre no está hecho para la derrota; un hombre puede ser destruido pero no derrotado, jamás piensen que una guerra, por necesaria o justificada que parezca, deja de ser un crimen, y el hombre que ha empezado a vivir seriamente por dentro, empieza a vivir más sencillamente por fuera”.
 Ningún hombre es una isla no es un espectáculo teatral más, dentro de lo tradicional, porque gracias al mapping audiovisual es toda una novedad en la escena venezolana, ya que Angola Heredia tiene varios años y montajes trabajando con tecnologías asociadas al video, no como una simple proyección, que se usa mucho, sino como elemento discursivo propio. Usarlo como parte del lenguaje teatral, como se hace con la escenografía o el vestuario, no como adorno o efecto.  El mapping le ha permitido explorar ese camino. Poco los están haciendo en Venezuela porque es costoso, requiere de equipos y personal que conozca el medio, pero además porque exige una nueva lectura del director sobre el texto teatral. El puestista debe romper con las clásicas unidades aristotélicas de acción, tiempo y unidad, pues gracias al mapping, la escenografía virtual y la estereoscopía permiten poner en escena todo lo que la imaginación sueñe. A ojos de esta posibilidad la lectura del texto teatral ya no puede ser plana y consecutiva, debe ser dimensional y poética. Entonces lo que hoy todo el mundo usa como artificio, se vuelve discurso. En el mundo de la ópera internacional y la danza es donde más se está trabajando con estas tecnologías, porque es más fácil trabajar la música y la imagen. Con el teatro de texto es mucho más complejo porque prácticamente implica reescribir plásticamente las piezas. “Pero ese es el camino si se quiere proponer nuevas e innovadores visiones sobre el escenario. De todas maneras, algo siempre será sagrado e inamovible. El teatro es un acto artístico en donde lo único que se necesita realmente es un actor, un texto, y un espectador. Todo lo demás sobra”, reitera.


 Angola Heredia, profundamente venezolano, no se marcha, sigue aquí con su espacio de lucha, su motivo para permanecer escribiendo, haciendo teatro y buscando la reflexión de todos, la emoción de todos, alimentando el impulso por seguir siendo parte de este enorme sentimiento que llamamos nación y ahora más con este singular  mapping de Hemingway  que toma la figura del escritor durante sus últimos años, en su finca en Cuba, para adentrarnos en un tema que ha sido constante en su escritura: el valor ante la vida y el valor ante la muerte.
Emorenouribe@gmail.com
@EAMORENOURIBE / Diario El Universal 11/01/18


Wednesday, December 27, 2017

COMO LOS HOMBRES DE LA MAR






 La crónica que sigue es una hermosa historia. Es un placer compartirla con ustedes porque Hernán Balderrama Jabaloya, además de un amigo, es un ser lleno de vida y como tal su relató así lo demuestra.
Tuve la suerte y el privilegio de subir a la "Miss Texas" poco tiempo antes que dejara el Club Peruano de La Punta. Allí un grupo de hemingwayanos nos reunimos para celebrar el acontecimiento. Hoy la nave está en su antigua casa y seguramente Hemingway la mirará con el enorme deseo de volver a abordarla.
Los dejo con la nota de Hernán, espero que la disfruten.



RUMBO A SU DESTINO PRIMIGENIO

“Tres fueron los protagonistas que jugaron la partida, pero debieron   dejar que fuera el destino el que baraje las cartas…”

Un día, de mañana en la rada del yacht Club Peruano de La Punta, Callao, la mítica embarcación “Miss Texas” levaba anclas por última vez, para navegar con rumbo norte hacia la bahía de Cabo Blanco, paraíso de antaño de la pesca de altura en pos de revivir épocas pretéritas en la captura a cordel del Merlín negro, como trofeos de paciente espera de marineros y aficionados a la pesca mar adentro.

Volvería así,  la “Miss Texas” a juntarse en la mar del norte del Perú a sus antiguas compañeras de faenas marinas: “La Pretel” y la “Pescador II” con la esperanza de revivir la época dorada de esas riquísimas aguas saladas de la década de los años cincuenta.





                                 Aquí un breve relato 

Los protagonistas fueron en orden de llegada a la mesa de juego: Umberto  Ballotta Césaro, el esmerado constructor naval, Hernán Balderrama Jabaloya, el navegante y vendedor de barcos  y José Koechiln Von Stein, el pertinaz visionario de un mundo mejor para todos.

Tres veteranos con afanes diferentes, convencidos por la vida que es solo con la perseverancia y la buena intención que se logran los fines deseados.

La “Miss Texas” volvía al lugar para el que fue creada, vino desde Nueva Escocia en USA su lugar de construcción como lancha de pesca de altura, dotada de todos los implementos, maniobras y estructura de su casco y obra viva, lista para enfrentar mar grueso y seguir a los grandes peces a donde estén.

Entonces llega el momento de rememorar los acontecimientos que se vivieron desde 1951 en que este barco singular llega al Fishing Club de Cabo Blanco, destinado por la Estandar Oil subsidiaria de la International Petrolium Company para la atención y disfrute de los aficionados a la Pesca de altura y los ejecutivos de la compañía petrolera con sede principal en la ciudad norteña de Talara.






Ya entonces era grande la fama del mar de Cabo Blanco por los enormes especímenes que allí se pescaban y que atraía a personajes famosos del cine, negocios y acaudalados artistas y demás. La visitaron el torero Luis Miguel Dominguín, Ava Garner, Mario moreno “Cantinflas”, Jonhn Wayne  y tantos otros aún más famosos…

Y un día de 1956 bajó del avión en Talara nada menos que el reciente premio Nobel de literatura y autor de la novela “El viejo y el mar” el famoso escritor Ernest Hemingway, quien venía a filmar en el propio mar de Cabo Blanco, la pesca del famoso Merlín negro para ser usadas en la película del mismo nombre.
Permaneció más de 30 días en el club de Cabo Blanco y él mismo escogió la “Miss Texas” para hacerse a la mar con el propósito de mirarse cara a cara con  un Merlín negro que supere el estándar más alto de peso y tamaño.

A finales de la década de los cincuenta y para adelante, este barco de pesca de altura, fabricado y hecho para esas labores marinas, se había convertido ya en un barco mítico, una leyenda. Para esa y no otra actividad se hizo la “Miss Texas”.

Desgraciadamente vinieron para nuestro país – desde los años 68 - épocas de ingrata recordación, gobiernos dictatoriales, nacionalizaciones y reformas,  un golpe militar obligó a que muchas empresas extranjeras se retiraran de nuestro territorio; sin que en este espacio haya tinta, ni deseos, ni oficio para escribir sobre estos aconteceres. La compañía del petróleo auspiciadora de la actividad y flota de Cabo Blanco tuvo que abandonar sus tareas.






La “Miss Texas” fue retirada del mar y pasó a ocupar un depósito en la ciudad de Talara. La leyenda se convirtió en un trasto, qué otra cosa, es un barco que no está en la mar.

El destino se presenta con su baraja de naipes al notar la presencia del primer  protagonista de la partida. Es aquí donde aparece Don Umberto Ballotta Césaro, hombre serio y bueno, venido de Italia y radicado en la amazonía – dice siempre que el paraíso está en todas partes – esmerado constructor de barcos, se hace de este casco abandonado y desterrado del mar para el que fue creado, alcanzo a imaginar todo lo que el constructor imaginó…él se hizo de ella.

Luego de un tiempo largo en los astilleros de Corporación Ballotta, el barco de pesca de altura se fue convirtiendo en un Yate – embarcación que solo sirve para recreo náutico – cuenta don Umberto que con un catálogo de un barco tipo Trawler que le gustó, dotado de todo lo necesario para una estancia confortable ya sea fondeado en bahía o navegando. Al final la “Miss Texas” con una figura y una indumentaria diferente volvería al mar y su nuevo destino fue el Yacht Club de Ancón donde pasó algunos años navegando esporádicamente. En ocasiones salía a pequeños viajes con el Doctor Luís Bedoya Reyes y familiares, y en otras, el propio Umberto Ballotta Césaro se hacía a la mar con proa a los islotes frente a Ancón.  Estoy seguro qué,  en el trayecto Don Umberto dejó volar la imaginación por los 32 rumbos que tiene el horizonte.  Talvez más allá.

Por esos años había un hombre que amaba el mar como pocos, se dedicó desde 1998 a ser vendedor de barcos de recreo, siendo representante de compañías de ultramar dedicadas a la misma tarea. El mismo decía: “soy feliz en el mar, los barcos están en el mar y en ellos soy más feliz, de ser feliz se trata esta vida”. Hernán Balderrama Jabaloya soñador y singular vendedor por sobre todas las cosas – todos vendemos algo dice a menudo  

Este y no otro fue el segundo jugador protagonista de la partida, también por cierto él tenía claro que sería el destino el que repartía las cartas.

Se aproximó como vendedor que era, a formar parte de Corporación Ballotta en su nuevo proyecto de fabricar en el Perú, en su sede de Ventanilla los primeros Catamaranes con diseño de Derek Kelsall de Nueva Zelanda.
Y así fue, los primeros cinco catamaranes que se produjeron con esa marca fueron vendidos por él.
Un día conversando con don Umberto frente a su escritorio en el astillero, Hernán pregunta: Don Umberto, ¿que es ese cuadro con recortes de periódicos, fotos de un Merlín y notas antiguas?
Contesta Don Umberto: ¡¡a!! esa es la “Miss Texas” un barco que tiene historia, lo tengo en Ancón.
¿Usted es socio del Club de Ancón? Pregunto.  No, me dijo, el doctor Bedoya Reyes solo me facilita la entrada…y seguimos hablando.






Llegó la oportunidad de ir a Ancón. Corría el 3 de setiembre del año 2006, entrada la tarde. Soplaba viento norte, el viento siempre toma el 
nombre del lugar de donde viene.

Ya Don Umberto había alertado al tripulante encargado del bote, pusimos pie en la raca de popa y por una entrada en el espejo de estribor, quedamos en la cubierta posterior.
Entramos al salón, fina madera, cedro, caoba, capirona y otra madera bonita y clara que en este momento no recuerdo el nombre, amplias ventanas permitían una vista panorámica de 360 grados. Una cocina adornada curiosamente con mayólicas de tono verde, le daban al recinto un ambiente por demás acogedor. Luego el puente de gobierno de la nave, la proa especial para mar duro, una muy bella escalera tipo caracol que da acceso a planta baja, camarotes y baños.

Lo navegamos, nos miramos, se lo compro dije, bueno pues contestó. Listo, trato hecho. Así fue, brevemente como me convertí en el último propietario del Yate “Miss Texas”. Ya se había convertido en un barco de recreo…

No voy a hacer en este relato una descripción detallada escrita, creo mejor recurrir a las imágenes de este yate modelo trawler cuya silueta llamaba la atención en el mar de La Punta Callao en la rada del Yacht Club Peruano.

Así navegué asiduamente por el mar peruano, pasamos con mi esposa y nuestro perro Huayki – boxer atigrado, un pero bello sin vanidad, fuerte sin insolencia y valiente sin ferocidad. Pasábamos los fines de semana a bordo y desembarcábamos en la mañana a comprar el periódico. Talvez uno de mis botes que más y mejor disfrutamos. 

Y así pasaron varios años. El tiempo solo es la simple sucesión de los instantes.

Apareció en escena el tercer jugador de la partida, José Koechlin Von Stein con deseos de iniciar el juego. Un hombre de esos que necesita la naturaleza de nuestro planeta, ama lo natural, comanda una organización como Inkaterra que vela por las áreas protegidas, la vida natural y silvestre, protector y cultivador de orquídeas su preservación y belleza.  La tierra y el mar, la flora y la fauna serán mejores cada día con su desvelo sin pausa.

La notoriedad de la silueta de la “Miss Texas” por los mares peruanos que le dio un vendedor de yates como Hernán Balderrama Jabaloya y su difusión en paginas de Internet a nivel mundial, la divulgación de su historia y fama pasadas, contribuyeron seguramente a despertar el interés de Koechlin a acercarse a la “Miss Texas”…

Tuvimos él y yo un primer encuentro un día sábado en el mar de La Punta, con el yate amarrado a su fondeadero. Grato encuentro al que siguieron charlas posteriores, separadas por intervalos diferentes. La “Miss Texas” seguía navegando.






El 15 de enero del 2013 Inkaterra compró la leyenda con el único propósito de que dejara de ser un yate como tal, y recobrara su estampa original como un barco para pesca de altura y retornara tan pronto concluyera su reconstrucción al mismo lugar de su destino primigenio: Cabo Blanco, en Piura - Perú. En esa zona José Koechlin a formado un área protegida como reserva marina.

Tomé parte activa y protagónica en la tarea, premunido de fotos y documentos gráficos de la época,  hasta que un día la nueva vieja estampa renació. Obra de varios artesanos navales peruanos que participaron de ello.

El capitán de la “Miss Texas”, un día con mar calmo recabó la orden de zarpe en la capitanía del Callao y emprendió el retorno a casa. A los tres participantes que jugamos la partida, nos confortó saber que retornaba al destino para el que fue creada.

“La felicidad nos espera en cualquier esquina, pero a condición de que no vayamos a buscarla”.
  

Thursday, December 07, 2017

LAS MUJERES ME HICIERON MAL




Pamplona es una ciudad mágica por donde se la mire. Hemingway lo adivinó ni bien puso sus pies en ella. La mística que la rodea está llena de historias y anécdotas. Más allá de sus sanfermines, las saetas enamoradas llegan al corazón.

En los últimos días, las escritoras Miren Epalza y Mirentxu Larrañiaga, inauguraron el ciclo de conferencias “Pamplona ciudad abierta-Iruña hiri irekia”, dentro de la segunda edición de Recuperando a Hemingway-Hemingway Bidaide, con la charla en euskera “Nada sin ellas-Emakumeak, ezinbestekoak”, en la que se resaltó la influencia del mundo femenino en la vida y obra de Ernest Hemingway.

Ambas escritoras pamplonenses, el sábado 2 de diciembre, coincidieron en que “Hemingway no hubiera sido el escritor que fue sin el apoyo de las mujeres que le rodearon”, afirmó Miren Epalza.




Entre las damas que marcaron el camino de éxito de Ernest Hemingway se encuentra Gertrude Stein, a quien conoció en el París de los años 1920. Considerada como la pionera de la literatura modernista, en la casa que compartían Gertrude Stein y su pareja Alice B. Toklas, se convirtió en el lugar de referencia cultural de la Europa de entreguerras. Picasso, Hemingway, James Joyce, Sylvia Beach, Juan Gris… convirtieron ese espacio en la sede central de la vanguardia europea.

Gertrude Stein vio en Hemingway algo especial, diferente, algo único que le llevó a apostar decididamente por el joven periodista que quería ser escritor. Pero antes le descubrió Sylvia Beach (editora y propietaria de la legendaria librería parisina ‘Shakespeare & Company’). Hemingway siempre estuvo rodeado de mujeres muy cultas, muy potentes, mujeres rompedoras… y todas ellas dieron su apoyo incondicional y apostaron por Hemingway”, explicó Miren Epalza.




La escritora azkoitiarra Mirentxu Larrañaga profundizó en la relación de amistad que unió a Ernest Hemingway con la también periodista y escritora Dorothy Parker, la primera que escribió y defendió públicamente los derechos sociales y los derechos de la mujer. “Dorothy admiraba la literatura de Hemingway; para ella ‘Por quién doblan las campanas’ era la novela por antonomasia. Decía que nadie podía escribir nada mejor que esta novela’. Dorothy, al igual que Hemingway, defendió la causa de la República y mantuvieron “siempre una relación muy cercana con los problemas de la sociedad y siempre denunciaron las desigualdades”.

Ambas coincidieron en asegurar que la leyenda de machista que persigue a Hemingway contrasta con la relación que mantuvo con las mujeres que protagonizaron el cambio cultural occidental en las primeras décadas del siglo XX.

Si vale agregar musas y polleras tengamos en cuenta que a Papa siempre le gustó estar rodeado de mujeres y a ellas también quienen lo buscaban en su afán de estar con un verdadero seductor. Además de sus cuatro esposas en la visa del escritor, no podemos ocultar a Ava Gardner, Ingrid Bergman y Marlene Dietrich, sin olvidar ese primer amor que inspiró “Adiós a las armas”, la enfermera Agnes Von Korowsky y que decir de Leopoldina su amor cubano y Adriana Ivancich.




Pero de eso ya hemos hablado y seguiremos rascando la olla para no dejar sin cupido al eterno Hemingway.


Wednesday, November 15, 2017

CAROL Y MARIEL








A Carol White le encanta mostrarse y gracias a su forma de relacionarse uno advierte que es una mujer de éxito. Yo con esto de pasarla bien trato de jugar a ser un seductor y, como ya Carol se ha dado cuenta, me sigue porque a ella le encanta eso de estar con un “tipo Hemingway”. Parece una tontera, pero la idea es vivir bien, gozar de los gratos momentos y escaparle a las enfermedades. Por eso cuando la depresión empieza a tironear los pantalones uno debe ajustarse el cinturón y mirar al cielo, así me lo enseñó un amigo que ya pisa los 85 años y está junto a una mujer de 40.

Carol es amiga de Rosemary Kelly, quien junto a Dan son los coordinadores del programa Ross Hil, el emprendimiento que desde hace 25 años se ocupa del tratamiento de enfermedades mentales.

Carol me invitó a participar de un encuentro y comento el error de decirle que no. “Te lo pierdes -dice-, la invitada es Mariel Hemingway”. Me recrimino y cambio de opinión tratándose de ella.



Mariel Hemingway cumplirá 56 años el 22 de noviembre, ha escrito seis libros; los dos más recientes, publicados en 2015. "Salió el sol: superación de los efectos de la enfermedad mental, la adicción y el suicidio en mi familia" (Blackstone Audio) y "Chica invisible" (Regan Arts). Este último escrito para adultos jóvenes sobre el mismo tema de la perspectiva de su yo de 14 años.

Hemingway en su charla dirigió brevemente su atención a la reciente oleada de actrices que revelaron historias personales de acoso sexual en Hollywood. El productor Harvey Weinstein,no tenía mucha experiencia con el cineasta-escritor-actor Woody Allen y el famoso bailarín-coreógrafo-director Bob Fosse. Mariel dijo que rechazó la invitación de Allen a París después de aparecer en su película "Manhattan" a los 16 años. También rechazó los avances de Fosse.

En ese momento, ella aparecía en "Star 80", una película de 1983 basada en la modelo de Playboy Dorothy Stratten, que fue asesinada por su marido Paul Snider en 1980. Fue la última película dirigida por Fosse.

"Estaba interpretando el papel de una Playmate, pero tuve que decirle que no podía imaginarme un desnudo", dijo. "No es lo que soy, y para mí, nunca fue una elección. Tenía miedo de decirlo.

En 2013 con el documental "Running From loco" Hemingway se esforzó en comprender mejor la historia del suicidio y la enfermedad mental de su familia, volviendo a Idaho donde se crió.

"Es muy interesante porque pensé en la enfermedad mental, pero no me di cuenta de que era mi propósito", dijo. "Eso realmente será una realidad, y podrás compartir tu vida".

Su historia está llena de luchas que terminaron en suicidio.Ernest, el padre de Ernest, el hermano de Ernest, un primo de Ernest, un tío, que algunos cuestionan, y su hermana Margaux.


Mariel Hemingway dijo que su abuelo sufría de depresión y altos maníacos."Honestamente, creo que fue mal diagnosticado, hoy se lo consideraría un bipolar", dijo. "




Rosemary Kelly agregó, "Mariel Hemingway es una vocera sobresaliente y una fuerza líder en la defensa de personas con enfermedades mentales. Nos sentimos honrados de que ella esté aquí para compartir su mensaje y su historia con nuestros invitados ".

Terminada la conferencia me acerqué a Mariel y le di un beso en la mejilla. Sigo soñando.