Thursday, June 28, 2018

EL MUERTITO DE HEMINGWAY




Anticipo de la novela que transcurre en Cabo Blanco (Perú), durante la visita de Ernest Hemingway a esa caleta, con motivo de la filmación de El viejo y el mar
Estuvo alojado en el Fishing Club durante 35 días. Espero los comentarios. El libro aparece el próximo año.





Abril de 1956
Cabo Blanco -Talara - Máncora - El Ñuro - Lobitos – San Miguel de Piura.                  

Mary despertó anudada al sillón. No sabía cómo había terminado allí. Recién cuando fijó su mirada en la cama recordó que Ernest, totalmente borracho, la había echado del cuarto. Ya estaba acostumbrada al triste malestar, pero ahora era distinto. Finca Vigía parecía lejana y ese rumor que empezaba a circular la disgustaba. Se recriminó haberle preguntado a Ernest sobre el tema. Sabía que cuando lo acorralaba, la conversación terminaba en gritos y en algún golpe. Pero esta vez la gravedad  del asunto podía acabar con el prestigio de su pareja.
Decidió ducharse y solicitar el desayuno en la habitación.
-    Señora, el horario del desayuno terminó hace 2 horas.
-    ¿Qué hora es?
-    Las 12.30. Si desea podemos prepararle un brunch.
-    No, un jugo de naranja.

Se vistió y solamente pintó sus labios. La campanilla del teléfono la sobresaltó.
-    Diga…
-    Disculpe ¿habla Mary Welsh?
-    Diga…
-    Mi nombre es Carlos Benavídez Ochoa, soy reportero del diario El Comercio y quisiera entrevistarla.
-    No acostumbro a dar reportajes.
-    Lo sé señora, pero se trata  de un tema que ganó el rumor de la calle y sería bueno su opinión.
-    Le reitero, no me presto a notas periodísticas.
  Doy por terminada esta  conversación.

Mary sabía que estaba acorralada. Un suspiro de más y todo concluía en tragedia.
El rumor siempre terminaba en certeza, ella lo sabía de sobra. Ahora cada palabra debía ser cuidada y eso la molestaba. Estaba segura que la prensa la seguiría a todos lados, que en calle no podría caminar, que debería esconderse si fuera necesario.
Antes de abandonar el cuarto, armó mentalmente cómo enfrentar a esos insidiosos periodistas que sólo querían confirmar la sospecha. No podía dar marcha atrás y menos escaparse por el sector de servicio. Para su sorpresa, al ingresar al hall nadie la acosó. Caminó segura hacia la salida y al ganar la calle, recién allí, un hombre petiso de traje oscuro  con gorro visera de color azul, la interceptó.
-   
 ¡Señora Well, señora Well!- le gritó.
-    Welsh en tal caso- contestó.
-    Disculpe, ¿Le puedo hacer unas preguntas?
-    De qué se trata.
-    Ernest ya lleva 10 días de pesca en la Miss Texas y según los pescadores hace dos días se produjo un accidente en la embarcación.
-    Hemingway sale muy temprano y prácticamente no nos cruzamos. Llega muy cansado se acuesta y se queda dormido.
-    ¿Usted sabe algo de Efraín Castillo, un niño de 12 años?
-    No.
-    Está desaparecido, los pescadores aseguran que se subió a la Miss Texas durante la noche. Nadie se dio cuenta de su presencia hasta que apareció en la cubierta. Hemingway empezó a los gritos, insultando a toda la tripulación y cuando se dirigía al joven para increparlo, el chico se arrojó al mar. Trataron de rescatarlo pero Ernest dijo:¡Que se joda por idiota!
-    Desconozco lo que me dice, no lo creo.
-    Señora…
-    Terminado el interrogatorio.

Mary apuró el paso y enfrentó a un vendedor sombrillas que parecía un pájaro multicolor. Compró una sobrilla de color naranja y verde y la abrió para protegerse del sol. Caminó hasta el muelle y miró hacia el horizonte.
Eran la 2 de la tarde y una brisa caliente le llenó el rostro.


No comments: