Tuesday, July 12, 2011

HEMINGWAY MURIÓ POR NEGLIGENCIA MÉDICA




Ernest Hemingway fue un gran bebedor y sufría trastorno bipolar pero, ¿podría haberse evitado su suicidio? Se cumplen 50 años de la muerte del escritor norteamericano y para recordarle, José Zepeda, periodista de Radio Nederland, habló con José María Gatti, biógrafo de Hemingway.


Señor Gatti, usted sabe que a propósito del suicidio de Hemingway se han ido creando, al igual que en otras ocasiones y con otras personalidades, una serie de leyendas que empiezan a hacer difícil saber cuál es la verdad.


Hay muchas conjeturas. En realidad el hecho consumado lo conocemos todos pero tenemos que plantearnos los hechos que se fueron dando para que Hemingway terminara tan trágicamente. Hay varios investigadores que sostenemos que, en realidad, el suicidio sólo es un dato terminal de un proceso. Consideramos que en rigor hay muchas faltas anteriores. Por ejemplo, Hemingway fue internado en la clínica Mayo, y después de aplicarle una traumática sesión de electroshock, todavía 50 años después de su muerte, la clínica Mayo no ha revelado exactamente si el tratamiento fue justificado o no. La segunda cuestión que tenemos que plantearnos es que Hemingway era un enfermo bipolar desde los 15 años. Tenemos que pensar que en aquella época un enfermo bipolar no era tratado como hoy en día. Se creía que era un síntoma muy especial de los creadores, estar deprimidos y estar eufóricos, que era algo consustancial al artista, pero en rigor era su bipolaridad. Esto atraviesa toda su vida, su obra y su amor. En estos momentos estoy trabajando en un proceso sobre el desamor de Hemingway y me voy encontrando con datos que efectivamente confirman esto. La gran carencia de Hemingway fue su falta de afecto y él suplanta su personalidad prepotente, bravucona, en una situación mucho más severa que yo la determino como el abandono de persona. Si leemos la historia de Hemingway desde su origen vemos que hay valores que están prácticamente descartados, como por ejemplo la muerte. Desde niño él está acostumbrado a la muerte pues desde muy pequeño el padre lo confronta con la muerte como un hecho natural. Cuando Hemingway tenía 9 años, su padre, que era médico, le obligó a acompañarlo a un parto y practicó una cesárea a una mujer, sin anestésico, delante del niño. Algo que no es muy bello para un chiquillo.


Usted dice algo que a mí me gustaría rescatar porque me parece fundamental. Desamor, lo cual es una constatación terrible. Es decir, justamente la ausencia de amor puede desembocar en esta situación. Pobrecitos aquellos que nunca han tenido amor.


También tenemos que pensar en la educación victoriana que él tuvo. El matrimonio de sus padres fue construido en base a intereses, propio de la hipocresía de la época, y no fue una situación fácil para Hemingway. De hecho él abandona el seno familiar porque tiene dos opciones: o terminar muy mal o ser él mismo. Por eso el enfrentamiento con su familia desde muy joven y la mala relación con su madre, pues incluso cuando ésta muere Hemingway no fue al velatorio. A partir de los años 50, ocurren una serie de hechos que se van sumando y marcando su vida. Un hecho clave es cuando él denota su declinación por el alcohol, se da cuenta de que no trabaja bien y después se produce su internación. Las personas que lo rodean, en realidad, no son de lo mejor, salvo el médico Herrera Sotolongo, que es el que lo sostiene permanentemente. Además existe una situación política que no debemos descartar. Estados Unidos no ve con buenos ojos que Hemingway esté en Cuba. De hecho, el embajador americano almuerza todos los miércoles con él en la residencia y le dice que tiene que abandonar la isla por orden de Eisenhower. Luego vendría el silencio que mantiene su secretaria y posterior nuera Valerie Danby-Smith, que después sería Valerie Hemingway. En sus libros, dice que ella y Mary Welsh, su cuarta y última esposa, no se dieron cuenta de que él estaba enfermo aunque lo veían mal y amenazaba permanentemente con suicidarse.




Entonces todos estos elementos, el desamor, la bipolaridad, el alcoholismo y esa relación especial con la muerte, van a juntarse para desembocar en lo que uno podría considerar un final natural.


Y lógico. Yo no soy quien para culpar a nadie pero Mary tiene una situación muy conflictiva porque la dejan prácticamente sola con él. La familia, que nunca se preocupó mucho por él, no lo acompaña en su etapa final y Mary tiene que lidiar con esa situación tan gravosa, que es la de sacarlo de la clínica e intentar buscar caminos que lo llevaran a algún proceso, pero no puede. En sus memorias es significativo cuando ella dice que una persona no le puede prohibir al dueño de la casa tener acceso a sus lugares. Esto lo dice porque Hemingway, esa madrugada fatal, tiene acceso a las llaves de la vitrina en donde se encuentran las armas y con total libertad la abre, toma su escopeta Boss y se suicida. Si hay una situación donde uno tiene que estar atento es, precisamente, en ese tipo de cuidado y yo observo que no se tomó.


¿Hubo negligencia con un enfermo?


Para mí hubo negligencia y en la clínica hubo una omisión, es decir, la clínica no hizo las cosas que tenía que hacer. Un enfermo de las características de Hemingway, lo menos que tenía que haber tenido era una vigilancia y no se observa eso. Cuando él fallece lo primero que hacen es negar la situación de suicidio y decir que fue un accidente. Los primeros cables en Sun Valley decían que el escritor había tenido un accidente y no es hasta pasadas 48 horas cuando dicen que fue un suicidio.


Señor Gatti, usted está diciendo que el suicidio de Hemingway era perfectamente evitable si se hubiesen tomado las medidas médicas que correspondían a la gravedad del caso.




Totalmente. Por eso hablo de una situación de abandono de persona que se complica con una mala resolución del informe médico. Dentro de su entorno, Valerie dice que él necesitaba ayuda médica pero que no se dio cuenta, ni ella, ni Mary, ni nadie, de que estuviera perdiendo la cabeza.


Es una situación muy paradójica que todos estos elementos negativos que se dieron a lo largo de su vida van a influir positivamente en su literatura.


Hemingway dijo que uno sólo escribe de lo que conoce y todo lo que él padece, revelado de otra manera, es lo que le ha dado la característica. Si uno relee El viejo y el mar, quizás el libro más emblemático de todos, ese es el Hemingway. Ese es el hombre que permanentemente está en la lucha por su vida y por tener una trascendencia, porque tiene que seguir persistiendo con una obra. Es la historia del destruido y el derrotado. El hombre puede ser destruido pero no derrotado, esa es una de las esencias. Y después esa gran nostalgia que él tiene con París era una fiesta, donde él dice que los mejores momentos los ha pasado en París. Y a lo largo de todo este tiempo uno se da cuenta de que como escritor de aquella generación perdida, hoy por hoy, tal vez toda esta historia de lo público y lo privado que él se encargó casi rigurosamente de mantener, ha hecho que la literatura de Hemingway, por lo menos en ciertos círculos, siga manteniéndose vigente. Para la generación de John Dos Passos y Faulkner son autores de culto y sin embargo el más popular de todos sigue siendo Ernest Hemingway.

La emisora internacional Radio Nederland de Holanda llega a más de un millón de personas de habla hispana en todo el mundo.

No comments: