Thursday, September 20, 2007

HEMINGWAY: NOS DEJASTE SIN PECES
Acaba de llegar a mis manos un artículo que me llena de sorpresa,titulado A Fish Tale, del novelista Paul Greenberg,publicado en el suplemento literario del New York Time. Greenberg, sin acusar a Ernest Hemingway, trata de demostrar que al haber sido "Hem" un fanático de la pesca y, a su vez, permitido documentar en fotografías sus hazañas, ha provocado un verdadero desastre ecológico.Para entender mejor la idea,Paul recorge una nota de la revista científica Nature del año 2003, donde se confirma que el 90% de los peces grandes desaparecieron durante el último medio siglo.Los peces grandes son los marlines,pez vela, pez espada, atún azul; casualmente los capturados por Hemingway.La denuncia de Greenberg es más audaz:"Los pescadores buscan una fotografía a la Hemingway".Paul pretende decir que el "modelo Hemingway" es contagioso y por ello millones de pescadores en el mundo también son los cómplices de la catástrofe.
Hemingway - mentiroso como todo pescador - alguna vez declaró que había sacado del agua 92 marlines entre los años 1932 y 1934.Greenberg tomando estas cifras y otras que no aclara, llega a la conclusión que el impacto de la pesca del novelista dejó un saldo fatal en la descendencia de 78.000 marlines azules y 18.000 atunes azules.
Mientras escribo estas lineas, pienso en la matanza de ballenas y tiburones llevada a cabo por empresas pesqueras en aguas territoriales de otros países, y no le encuentro mucho sentido al artículo.Tal vez Greenberg, ante esta situación, quiera encontrar un culpable. Seguramente aparecerá otro que diga que Hemingway es el culpable de las corridas de toros y otro, el causante de la matanza de elefantes.Todo es posible como el cuento del pez.

1 comment:

Mike said...

Y... en EE.UU. un senador entabló demanda judicial a Dios por las catástrofes naturales... entonces no es de extrañar lo de este tipo!!
Hay cada gaucho en la Pampa...!!!