Tuesday, June 03, 2008

HEMINGWAY DELIRA
Simoneta me invita a tomar un café. Nos detenemos en el Florida Garden. Son las seis de la tarde y anochece. Tessie y René se quedaron al cuidado de Daniela. Presiento que esta reunión es tramposa. Reconozco que al principio se cruzó por mi mente la fantasía de una declaración amorosa. ¿Por qué no? A poco de sentarnos y ordenar nuestro pedido, el pensamiento mágico quedó sepultado: “Le quiero pedir el enorme favor de que se case con Daniela. Yo no podré seguir demasiado tiempo aquí. Mi hijo y yo le garantizamos la cuota económica necesaria o el valor que indique por esta acción solidaria”. A medida que Simoneta hablaba se me mezclaban las imágenes y el recuerdo del abandono de Tessie. No sería loco afirmar que esta hija de puta hubiera recibido el aval de la otra mal parida.¡¡Qué mierda les pasa a estas mujeres por la cabeza para dejar a sus hijas!! ¡¡Le entrego a la perrita con el collar de oro y usted la pasea por el parque!! No tienen perdón. Son porciones de miseria, restos de carroña, migas de pan envenenado. Simoneta se dio cuenta que había caído en el peor de los pecados: la indiferencia. Lo único que quería era sacarse un peso de encima. Al diablo con la historia, la niñez, las aventuras adolescentes. Daniela era ahora una bolsa de huesos con una mirada perdida que tal vez pasara el resto de sus días en una silla de ruedas, mientras su madre alegremente levanta trufas en el bosque y bebe champagne en los hoteles. Tenía ganas de marcharme, de irme, de mandarla al carajo. No deseaba verla más. Nos despedimos secamente. Ese sería un adiós definitivo. Caminé por Florida rumbo al sur. Todavía estaba expirante. Quería llegar al departamento, al silencio tembloroso de mi cuarto para tirarme en la cama y escuchar en la voz de Luis Eduardo Aute ese tema que me lleva volando a Cuba, que me traslada al café Dos hermanos, que me hace caminar por las calles de La Habana. Ese son llamado Hemingway delira que no parece terminar nunca.

2 comments:

Vasquito said...

Che Jose Maria, leiste el bulevar del ron??

Vasquito said...

Hola José María, hace un rato hice armé este video, que me tomó solamente un rato hacer, y quiero compartirlo con la pipa de Hemingway. Quiero también conocer tu opinión acerca del video, si ves algo fuera de lugar o si crees que está incompleto o ves algo inapropiado, agradecería mucho tu observación.

Este es el link, y requiere audio:

http://www.youtube.com/watch?v=P00oioN6Iqg

Saludos